La Ley de Atracción: pide al Universo y éste te sorprenderá - Miedo a la muerte

La Ley de Atracción: pide al Universo y éste te sorprenderá



Dicen que si pido al Universo aquello que deseo, éste me responderá concediéndome todo lo que he demandado. “Uf, o lo he pedido muy mal o el Universo está sordo”, dirán much@s, y hacen bien dudando de tal afirmación, pero es muy cierta, tanto que funciona para bien o para mal y lo creáis o no. Yo ahora estoy aprendiendo, o mejor dicho, reaprendiendo a pedir al Universo, ya que en muchos momentos de mi historia he sabido pedir de forma sincera y con convencimiento y se me fue concedido todo lo que reclamé. Por un tiempo me relajé y hubo una interrupción en las ofrendas buenas que el Universo tenía reservados para mí, eso sí, recibí en su lugar limosnas que ni un mendigo querría. Es muy clara la definición de la ley de Atracción (el famoso SECRETO):”lo semejante atrae a los semejante”. Pero no tergiverséis, habla a nivel de pensamiento y no que los flacos atraen a los flacos ni que a los que les gusta el queso les atrae personas con sus mismos gustos...No, quiere decir algo más profundo. Un pensamiento positivo hará que atraiga algo positivo a nuestras vidas y uno negativo atraerá malestar y pesadumbre. Parece fácil pero en la práctica no lo es tanto, al menos no en todos los momentos. Vamos a ver, todo pensamiento tiene una frecuencia, unas vibraciones, una energía, y todos sabemos que la energía se mueve y se transforma y es capaz de cambiar el curso de nuestras vidas. Hagámosle caso, por tanto. El gran problema es que casi todos pensamos en lo que no queremos y no en lo que queremos, y esa opción está planteada siempre en forma negativa, con lo cual atraeremos eso que no queremos...es pura matemática. Ejemplos: “No quiero esta relación, no me compensa, no quiero estar con esta persona, no me hace feliz”...” este trabajo es una mierda, odio a mi jefe, no quiero estar en este trabajo”...estas afirmaciones repetidas a diario traen consigo una ruptura sentimenta, la pérdida de un puesto de trabajo o estar amargado en ambos casos. ¿Está claro, verdad?. Pero aquí también el Universo te está respondiendo. Lo correcto para que esa relación sentimental siguiera existiendo o nuestro puesto de trabajo no nos atormentase, habría sido pensar y decirse a diario: “Quiero esta relación, me compensa mucho, quiero estar con esta persona para siempre, me hace feliz”...”Este trabajo es maravilloso, tengo suerte de tener este trabajo”. Todas estas afirmaciones hacen que la frecuencia, la vibración, se expanda y vuelva a ti de forma placentera y positiva o de forma angustiosa y molesta. Es decir que si activamos un pensamiento, sea de lo que queremos o de lo que no queremos, la ley de atracción está alineando esas cosas para mí, ya sean malas o buenas...es así de simple y así de complicado, y para nuestra desgracia, en la mayoría de los momentos nuestros pensamientos se centran en lo que no queremos. Pensar en positivo para que la Ley funcione para bien es relativamente fácil. Es un proceso creativo y como seres creativos, os invito, y me invito a mí misma, a practicarlo a diario. Hay tres pasos importantes en este proceso (me agarro a la teoría, que me sé muy bien): 1º.-PEDIR Esto está genial, ¿verdad?, y no hay que utilizar palabras, por lo visto el Universo entiende nuestros pensamientos, aunque yo soy más básica y le pongo palabras a mi demanda,lo escribo en un cuaderno y no voy a plasmar aquí, faltaría más. Podemos escribir en un papel aquello que deseamos tener o simplemente aquel estado que queremos mantener, felicidad plena, bienestar, relajación, mucha salud, mucha paz en nuestros corazones, buena compañía, trabajo, éxitos, una buena pareja para siempre, dinero, premios...sin pasarse y siendo realistas y consecuentes, claro. Muchos dirán que piden a diario y no logran aquello que desean, pero... tal vez estén pidiendo mal. El error lo solemos cometer en el paso siguiente, para mí el más importante y más difícil al mismo tiempo. 2º.- LA RESPUESTA En todos los casos el Universo va a respondernos. ¿Recordáis el cuento de Aladino?...El video The secret lo pone como ejemplo claro de lo que ocurre con esta Ley Universal. “Tus deseos son órdenes”, dice el Genio. El Universo hace lo mismo (esto es maravilloso cuando funciona con algo positivo). Lo malo, y aquí está el error del que hablaba arriba, es que muchos de nosotros no nos permitimos QUERER lo que de verdad queremos, porque no sabemos o dudamos que se nos pueda presentar algo tan bueno. Algunos incluso creemos que no nos lo merecemos, porque es demasiado ostentoso quizás, y es que somos pobres hasta para pedir (al Universo, en este caso). Aquí entran en juego la confianza en nosotros mismos, nuestra autoestima y muchas otras cosas que gracias a los convencionalismos y las falsas modestias, implantadas por la educación tradicional, hacen que seamos humildes a la hora de pedir cosas abiertamente, soñar despiertos, qué tontos somos los humanos. Luchemos contra eso y pidamos por nuestras boquitas, gritemos al viento todo aquello que deseamos tener, después sorprendámonos. Y no nos quebremos la cabeza pensando cómo se nos concederá, eso es cosa del Universo, así que dejemos que éste trabaje. 3º.-RECIBIR Por lo visto aquí hay que ponerse en sintonía o en consonancia con lo que estamos pidiendo, y no quiero decir que seamos realistas, que también, sino que cuando estemos pidiendo tenemos que sentir que eso que demandamos lo estamos recibiendo ya, es decir, nos alegramos, nos entusiasmamos y hasta llegamos a visualizarnos celebrando nuestros éxitos antes de que estos se hagan efectivos. Agradezcamos al infinito que nos sean concedidos esos triunfos, como si ya fuera un hecho. Pues esto es todo por hoy, ahora nos toca trabajo individual. Nos vamos a concentrar en aquellas cosas que deseamos obtener en nuestras vidas, derramando toda la pasión que podamos al hacerlo, esto hará que ocurran las cosas con más rapidez. Dejemos que el Universo haga su bonita labor, porque es pura energía, porque somos energía y fluimos con el universo como parte de él, así que tengamos esto en cuenta a la hora de soñar y pedir, y disfrutemos de todo lo que nos ofrezca, agradeciendo cada momento de VIDA que nos da.

0 Comentarios


Cargando comentarios espera un momento...
No tienes permisos para comentar.

Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!
Ir al cielo