Tenemos una mente, pero no somos ella. - Miedo a la muerte

Tenemos una mente, pero no somos ella.



Nuestra mente manda. Excepto, claro está, que nosotros seamos quienes decidamos hacerlo. La decisión está entre nosotros o nuestra mente. Como verás, no es lo mismo. Tenemos una mente, pero no somos ella.

Ese debe ser el punto de partida si queremos tener el poder de decidir. El poder de decisión entre lo que nos da y nos quita energía, nos fortalece y nos debilita, entre lo que nos acerca a nuestra esencia y lo que nos pone lejos, cada vez más lejos de ésta. El secreto está en nuestra mente. No porque ésta sea poderosa en sí misma, sino porque le damos nuestro poder.

Sí. El poder es esencialmente nuestro y donde lo pongamos se manifiesta. Si le damos el poder a alguien, esa persona por seguro nos dominará, no porque sea poderosa, sino porque le hemos entregado nuestro poder.

Así pasa con la mente. Ésta es solo un instrumento al cual, si le sumamos nuestro poder, tiene todo para controlarnos, subirnos y bajarnos.

Por lo tanto, cuando queremos fortalecernos, traer un poco de luz a nuestra vida, evolucionar o simplemente sentirnos bien, es fundamental entender que si no quitamos el poder que le hemos dado a nuestra mente, esto no ocurrirá. ¿Cómo podríamos pedirle al diablo que nos saque del infierno?

De mi libro: “Silencio, vivir en el espíritu”

0 Comentarios


Cargando comentarios espera un momento...
No tienes permisos para comentar.

Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!
Ir al cielo